martes, 6 de noviembre de 2018




Mapa en blanco

La lluvia resbala
Parece que todo está en calma, inmóvil a la marea
De imágenes
Que sobreviven cuando respiras.
Nada será igual
Cuando percibas
Que la lluvia eras tú,
Fragmentado
Entre nubes y tierra.
Entonces el miedo
No tendrá cabida.
Sabrás que la penumbra
Es el destello de la desaparición
En ese mismo mar inmóvil,
En este pequeño latido
Dentro de miríadas de gotas
Intentando hacer música
Con los labios

jueves, 1 de noviembre de 2018

Estrofas sin final


Las raíces
Son ojos de tierra
Sin piedras.
La arena
Señales de mi desaparición
Coches y alientos

El rumbo de la olas
No tuvieron su nombre
Regresé con la palabra.
No fui nadie
En sus manos.



 Metapoesia o mirar de lado al Albur


Abrimos puertas entre algoritmos
Cerramos ventanas sin istmos
Perdemos llaves suspirando entre buzones
Con corazones
Sin embargo late el azar entre un gato negro y la piedra
De un mar ausente.
Dejemos que el tiempo aprecie el arrecife
De nuestros labios húmedos.





miércoles, 31 de octubre de 2018

Entre aceite quemado y culatas varias.


Llueve en un gota
De Cristal
Llueve y no hay reflejo
En las nubes.
Llueve hacia un cielo
Sucio de mis zapatos.
No hay huellas
Eclosionando en sus alas
De mariposa.
No hay fantasía en esa celosía
De plumas.
Sólo hubo realidad
Otra realidad
Reflejada en los charcos.
Conversaciones con Rufino ayer noche


No hay nombres
En el humo
De tus cenizas
No hay tiempo
En el aleteo
Del desgarro
No hay horas que mueran
En sus minutos
No hay cortesía
De mis lágrimas
Cuando anudan la tierra.
Mis palabras como la lluvia
Secan tu memoria.
Tus ojos verdes
Se quejaron de este desierto.
He cambiado tu ataud
Por un diccionario
Sin nombres.
Por un mar
Muerto de olas
No hay molino
Que mueva tu estrella.

domingo, 12 de agosto de 2018

Alfeizares metafísicos

Fue la piel el límite
Del cristal
Tenso el espacio
Para que no sea tiempo.
Cuelgo los calcetines
Huelo la ropa húmeda
Y respiro mi piel sin moral.
Hay principios en las pinzas.
Cuando cumplen su función
Nada tiene sentido
Cuando llueve.
Trasladare al tiempo a un espacio lo suficientemente pequeño
Para que nada huela ni cuelgue.

jueves, 2 de agosto de 2018



De nombres y sombras

No había nada
Sólo perfiles de agua
Y cenizas
Dibujó el vacío
Entre aleteos de abejas
Y paisajes sin tierra

miércoles, 1 de agosto de 2018

El obcecado.

Hundi mi boca
En una puerta
Atrapada en ser puerta.
No supe abrirla.
Construí una ventana
Mirando hacia el cristal .
Me atreví a susurrar. 

domingo, 29 de julio de 2018

La nieve arde en mis ojos
Bailo el silencio.
Trazo lineas sobre cuerpos muertos
No hay miradas.
Tal vez el vaso vacío
Llene el cielo de ojos

martes, 17 de julio de 2018

Huellas sin pies
Cielos sin hojas
Voy caminando
Deshaciendo el camino
Sin pies
Sin cielos
Sin huellas.
Huellas sin pies
Cielos sin hojas
Voy caminando
Deshaciendo el camino
Sin pies
Sin cielos
Sin huellas.

Bocas abiertas

Los dedos
No hacen pies
Respiro los paisajes
No hay identidad
Tal vez un susurro
De nombres equívocos
Una boca tragandose
Rostros


ABAIZ

Azul caminar
Entre hojas de nubes
Casi la tierra desprende caricias de rocas incandescentes.
Lei unos labios en el horizonte
Escuche las voces de los pétalos.
Casi la tierra hablo
En mi boca
Casi la arena dibujo
La Palabra

lunes, 16 de julio de 2018

LOS SENDEROS HABITABLES

Así perdí
El infinito
En una huella
A mi padre



Hubo arena
En mis ojos
El mar era inercia
En sus dedos
Jamás hubiera sido
El momento
Regresando a su mi nombre
O a mi no su nombre.
Jamás sabremos
Si el mar deja pieles
Cuando retrocede.

jueves, 5 de julio de 2018

Hay imperios de
Labios
           Sin boca
Hay pieles
      Que no cubren cuerpos
Hay cuerpos
  Que no ocupan
                   Espacios
Escuché el agua
De los árboles calcinados 

jueves, 14 de junio de 2018

Paisajes hundidos en una charca pos verdad
Vuelvo de un cenicero
Sin cenizas
Las manos se pegan al cristal
No hay miradas
Inhalo el cristal
De sus ojos
No hay identidad
Ni propiedad
Vuelvo a las cenizas
Sin palabras
Quizá resistencia
A reaparecer en los zapatos
De NO nuestras huellas 
Miopias

Pequeña espuma
En un rayo de sol
O ladrillo en un muro
De algodón 


Esa boca cosida.


Palabras
Que anidan verbos
Y verbos
Que arrancan
Su cuerpo.
Los trémulos dedos
Realizan círculos
En su espalda
(en la oscuridad el tiempo
Es ignorado)
Duerme desnudo
Poroso
Entre acantilados
De otras manos. 

Figuración

El cuerpo apenas
Dibuja el desvanecimiento
De la risa
Quiso sus entrañas
Y terminó dando vueltas
Al testimonio
De dos manos dibujando
Cumbres dedicadas
A la lluvia interminable
De su Boca
Indecisiones

Sube la montaña
Y la memoria
Desnuda y efímera
Crea figuras
De humanes colgados
En abismos de nieve.
La lluvia traduce
La caída 
Monedas falsas

Sobrevino el aire
Una brisa ligera
Dijeron
Las resistentes no creyeron
El mensaje
Volvieron Hombres con
Mirada de  Mujer
O el gran espectáculo
De mujeres con mirada
De hombres
Dicen que es capitalismo.
No hay igualdad en el mediterráneo
Tampoco en las procesiones
De cadáveres sin política.
Es capitalismo dijeron
U  hologramas de nuestros vacíos
Patriarcales
Y fuimos caminando
Por su sendero educativo
Financiero
Entre hilaridad e idiotas

sábado, 9 de junio de 2018

Adoquines
Pájaros surgen
De piedras
Volaron cantos
Sobre nombres
Puntidos ciegos

Pos verdad


Hay esperanzas que sobrevienen
Aquí lo terrible se convierte
En territorio retrocedido
En identidades
El, camino de la redenckon
Es la sonrisa rota.
El miedo levanta humanes
Se entregaron a la historia
De una lección que pudimos
No darla.
Fuimos fulgurantes
Somos cicatrizantes
Entre pestañas mínimas
Si ojos. 
Hubieron cielos azules
Y suelos sin luz.
También  hubieron adoquines
En mis dedos
Sangraba la luna
En un sol sin estrella
Pisábamos cantos rodados
Sobre puentes de cristal 
La crueldad protesta
Protesta por la diferencia
Protesta por la semillas
Que no fecundaron en esta tierra
Inhóspita
Protesta en la España de machado
De Lorca de Biedma
Sin piedad
Ni utensilios morales
Protesta por las zarzas educativas
Donde el barro
Se barre para no resolver identidades
La crueldad es un periódico
Sin conversación
Preocupado por la última
Lección no dada de esta historia
Apocalíptica 
Hubo espuma
En la piel del mar
Hubieron espejos
En los ojos del cielo
Los dedos nombraron
Las  Palabras
Cuando era vacío 
1984

Corrimos detrás de nuestro cuerpos
Dejamos las pieles entre las hojas sin otoños
Olía a tierra
A hoja embalsamada
Entre las raíces de nuestro ojos
Supimos que el tiempo
Ya no volvería.
Nos quedamos
Entre las cortezas
Del bosque calcinado
Y respiramos nubes
Y lluvia seca.